miércoles, 26 de junio de 2019

Promueven iniciativa para combatir explotación sexual infantil

$!Promueven iniciativa para combatir explotación sexual infantil
Rosa Elcarte UNICEF/ David Collado ADN


El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Alcaldía del Distrito Nacional (ADN) presentaron la iniciativa “Mi Zona Salvafuturos”, para crear conciencia y visibilizar el fenómeno de la explotación sexual de niños, niñas y adolescentes, así como promover la no tolerancia de este delito en las principales zonas turísticas de Santo Domingo.
Con la iniciativa se busca generar paulatinamente un gran número de aliados comprometidos, entre los comerciantes, dueños de restaurantes, propietarios de pequeños y grandes hoteles, camareros, taxistas, guías de turismo, asociaciones de vecinos, residentes, entre otros, que se convertirán en Salvafuturos, y sabrán como identificar, prevenir y denunciar la explotación sexual infantil, para que se envíe un mensaje común a los turistas malintencionados, de que la Zona Colonial es y va a seguir siendo una zona segura para todos los niños, niñas y adolescentes.
La iniciativa contará con estudios, eventos, talleres y conversatorios para motivar primero y formar después a todas las personas que quieren ser Salvafuturos. Asimismo, contará con una campaña de comunicación, desarrollada por Pagés BBDO, que se implementará como piloto en la Zona Colonial, que abordará la protección de niñas, niños y adolescentes desde un ángulo positivo, motivando a que las personas se apropien del mensaje, buscando hacer un llamado a la acción y transformar al público en agentes de cambio, y de esta forma ir generando un movimiento social a favor de la protección de la niñez.
En ese orden Rosa Elcarte, Representante de UNICEF, expresó que “la prevención y eliminación de la explotación sexual de niñas y niños solo es posible si la sociedad civil, las comunidades, el sector privado y las instituciones públicas se suman y trabajan coordinadamente. Hasta ahora los grandes hoteles se han aliado a UNICEF y han firmado el Código de Conducta para la prevención de dicho delito, y lo están haciendo bien, por esto ya es mucho más difícil para los explotadores sexuales ir a estos hoteles, pero todavía persisten brechas por lo que es necesario un cambio de estrategia y hacer alianzas como esta de Mi Zona Salvafuturos, donde cada persona puede ser un aliado, ser un Salvafuturos y ayudar a proteger a los niños, niñas y adolescentes”.
La representante de UNICEF agradeció al alcalde, David Collado, por apoyar la iniciativa y ser un gran aliado para prevenir este delito. Elcarte también reconoció el apoyo y compromiso del sector privado con esta causa.
Por su parte, el alcalde del Distrito Nacional, David Collado, expresó que “la transparencia es encender la luz, y hoy estamos encendiendo la luz, porque estamos reconociendo nuestras debilidades, o pequeñas debilidades en comparación a otros países, que ayuda a superar estos males tomando medidas a tiempo. Aquí en la Zona Colonial no se va a abusar de nuestra niñez”.
El evento culminó con la firma de un convenio entre la Alcaldía del Distrito Nacional y UNICEF. Este acuerdo establece el compromiso conjunto para la formulación e implementación de un Plan de Acción para promover la prevención de la violencia y el abuso contra la infancia y, en particular, la violencia sexual contra niños niñas y adolescentes en el Distrito Nacional.
El alcalde proclamó que la firma de este acuerdo es histórica y especial para la ciudad, porque se trata de una iniciativa de protección seguridad y respeto a los derechos humanos. Además, amplió que la firma se enmarca en la vigilancia a la niñez y adolescentes, que dejará amplios beneficios a favor de toda la sociedad.

viernes, 26 de abril de 2019

Guatemala, el paraíso que no castiga el abuso infantil


Publicada: miércoles, 24 de abril de 2019 6:00
Actualizada: miércoles, 24 de abril de 2019 6:58

Cada dos horas una niña es agredida física, sexual,
y psicológicamente en Guatemala, revelan cifras de organizaciones pro niñez.
De acuerdo a datos del Instituto Nacional de Ciencias Forenses, (Inacif), el Ministerio Público 
y otras instituciones oficiales se determinó que en Guatemala en promedio cada 
dos horas una niña sufre abusos sexuales, psicológicos y de otra formas de agresión.
Guatemala es un país machista asegura una psicóloga que atiende casos de violencia 
contra la mujer y con más frecuencia desde hace algunos años a los hijos e hijas 
e las denunciantes, la fragilidad de los menores los hace vulnerables a los 
depredadores sexuales.
Uno de los agravantes de los abusos a menores es que las mismas autoridades 
encargadas del resguardo de la ciudadanía utilizan y consumen cual mercancía
a los pequeños.
Las denuncias relacionadas a violencia en contra de menores se ha disparado 
de manera exponencial en los últimos años, una razón es la concientización 
de la sociedad respecto al fenómeno como tal y la otra es que se han estado 
cometiendo más delitos en contra de menores.
Las Organizaciones que velan por los derechos de la niñez y adolescencia 
con base en los reportes del Organismo Judicial aseguran que solo el 10 % 
de los delitos cometidos contra menores se llega a judiacializar.
Miguel Salay, Ciudad de Guatemala.
smd/mkh

jueves, 28 de febrero de 2019

Alarma abuso sexual de niños en centros de detención para indocumentados


Documentos del gobierno dan a conocer casi 5 mil denuncias de abuso sexual y acoso a niños migrantes, en los centros de detención para indocumentados en Estados Unidos.
Las acusaciones van desde miembros del personal adulto que tienen relaciones con menores, y hasta la visualización de videos pornográficos.
De acuerdo a los datos del mismo Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), publicados por la oficina del representante demócrata de la Florida, Ted Deutch, los informes se remontan a octubre de 2015.
No obstante, la mayoría de los abusos sexuales y el hostigamiento denunciados ha ocurrido desde la entrada de Donald Trump como presidente.
El número total de quejas de abuso sexual en el 2018 fue de 1,261, un aumento de 192 en comparación con el 2017.
"Estos documentos nos dicen que hay un problema con los adultos, los empleados de HHS, el abuso sexual de niños", dijo este martes Deutch, en una audiencia del comité judicial de la Cámara de Representantes.
A pesar de que la mayoría de las agresiones fueron perpetradas por otros menores detenidos, 178 de las miles de denuncias fueron acusaciones contra el personal.
"Esto equivale, en promedio, a una agresión sexual por parte del personal de HHS en un menor no acompañado por semana", dijo Deutch.
El político sostuvo que unos 135 refugios para migrantes del gobierno son un ambiente inseguro.
"Juntos, estos documentos detallan un entorno de asalto sexual sistémico por parte del personal de niños no acompañados", afirmó.
Aun con el alarmante número de denuncias, el Departamento de Justicia recibió solamente el 29% del total de 4,556 casos.
Los funcionarios dicen que la mayoría de las acusaciones no han sido verificadas y están defendiendo el cuidado que brindan a los niños inmigrantes.
Asimismo, Caitlin Oakley, portavoz de HHS, dijo que los refugios son administrados por centros de servicios de cuidado infantil que cuentan con la licencia de funcionarios estatales.
“Cuando se hacen acusaciones de abuso, abuso sexual o negligencia, se toman en serio y ORR actúa rápidamente para investigar y responder”, enfatizó.
Los niños que viajan a la frontera de Estados Unidos solos o que llegan con un pariente que no es su padre o tutor legal, son considerados por el gobierno como menores no acompañados.
Alrededor de 13,000 de los llamados niños migrantes no acompañados están bajo la custodia de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR).
Los niños son mantenidos en dormitorios administrados por el Departamento de Salud y Servicios Humanos.
La ORR comenzó a recopilar informes de abuso sexual de personas bajo su custodia en octubre de 2014, el comienzo del año fiscal 2015.
Tan solo en la primera semana de febrero, más de 11,000 niños y adolescentes migrantes se encontraban bajo custodia federal como menores no acompañados.

martes, 19 de diciembre de 2017

Informe de Unicef advierte sobre el uso descuidado por parte de menores

Informe de Unicef advierte sobre el uso descuidado por parte de menores
Aproximadamente uno de cada tres usuarios de internet son niños o adolescentes menores de 18 años. La cifra se desprende de "Estado mundial de la infancia 2017: niños en un mundo digital", un informe de presentado recientemente por Unicef, en el que se presentan tanto los beneficios como los riesgos de la exposición de niños y jóvenes a la red en crecimiento.

Niños con discapacidades que hacen uso de las nuevas tecnologías para comunicarse; niñas que huyeron de la guerra en su país y ahora utilizan una tablet para aprender; jóvenes que se sienten incomunicados a causa de prohibiciones de la familia o la sociedad en la que viven y pequeñas víctimas del acoso cibernético o del abuso sexual infantil a través de la red. El documento recoge testimonios, tanto favorables como desfavorables, acerca del uso de internet por menores de 26 países diferentes.

El informe menciona que 3 millones de laptops fueron distribuidas en escuelas en 2016. Entre los ejemplos, menciona a Uruguay y dice que según un estudio de 2009, a los niños uruguayos les resulta fácil y divertido su uso para aprender.

Revela además que los niños están accediendo a internet a edades cada vez más tempranas. A su vez, menciona que "los jóvenes son el grupo de edad más conectado. En todo el mundo, el 71% están en línea, en comparación con el 48% de la población total", explica.

En contraposición, ese 29% restante que no está conectado y se traduce en 346 millones de personas, "se está perdiendo recursos educativos y acceso a la información general". La pobreza es una de las principales razones que lleva a algunos países a quedar fuera del juego virtual. Menciona que mientras que en África 3 de cada 5 jóvenes están fuera de línea, en Europa la proporción es 1 de 25.
1 de cada 3 usuarios de internet son niños o adolescentes menores de 18 años. La imposibilidad de visualizar el riesgo es uno de los mayores problemas en relación a la red.

Entre los beneficios, se menciona el potencial para permitir a niños poder expresarse y buscar soluciones a problemas que atraviesa su comunidad.

En cuanto a los riesgos a los que los niños están expuestos, el informe menciona que las TIC están intensificando los riesgos tradicionales de la niñez, como la intimidación y fomentando nuevas formas de abuso y explotación infantil. Hace referencia, además, a la vulnerabilidad de los niños y a la incapacidad de percibir el riesgo. La Web Oscura y las plataformas encriptadas son, dice, facilitadoras de estas conductas. Canadá, Estados Unidos, Rusia, Francia y los Países Bajo alcanzan el 92% de todas las las URL de abuso sexual infantil identificadas en el mundo.
29% de los jóvenes de todo el mundo no está conectado. Una de las causas principales es la pobreza. los jóvenes africanos son los menos conectados.

El informe termina planteando seis acciones a realizar: proporcionar a todos los niños un acceso asequible a recursos en línea de alta calidad; proteger a los niños de los daños en línea, incluido el abuso, la explotación, la trata, el acoso cibernético y la exposición a materiales inadecuados; proteger la privacidad y la identidad de los niños en línea; impartir alfabetización digital; aprovechar el poder del sector privado para promover normas y prácticas éticas que protejan y beneficien a los niños en línea y poner a los niños en el centro de la política digital.

El análisis fue creado a través del uso de bases de datos existentes y algunas creadas con motivo del estudio, análisis de la encuesta Global Kids online Survey y opiniones de niños y jóvenes recolectados a través de cuestionarios online.

martes, 29 de noviembre de 2016

Guatemala

En Guatemala, se estima que el país recibe un promedio de 21 denuncias diarias de diferentes formas de agresión o violencia sexual.. En El Salvador, el número de episodios reportados de niños y adolescentes agraviados oscila entre 800 y 1000 al año.
Las prácticas perversas se han desatado en menoscabo de los niños. Los datos más frescos determinan que nada más en Tegucigalpa, la Fiscalía conoce un promedio de cinco denuncias semanales de ultrajes cometidos contra la integridad de menores.
Esto significa que cada día es puesto al conocimiento de las dependencias obligadas un caso de abuso sexual infantil, atribuidos -en su gran parte- a los progenitores, padrastros, tíos, abuelos y vecinos.
Los funcionarios de las dependencias encargadas de ejecutar las políticas públicas de la niñez, justifican el fracaso en la tutela de los derechos de los menores hondureños, mediante sistemáticos llamados a los padres de familia y a los maestros a intensificar la vigilancia de los menores.
Es contradictorio. Se han creado más dependencias estatales y han surgido más y más organizaciones no gubernamentales a la sombrilla de la defensa de los derechos de los niños, pero nunca como ahora este grupo poblacional se había encontrado en tal condición de fragilidad.
A esta realidad inaceptable no escapan los pequeños de los otros dos países que forman el Triángulo Norte, la región más violenta del área centroamericana.
En Guatemala, se estima que el país recibe un promedio de 21 denuncias diarias de diferentes formas de agresión o violencia sexual, lo que se traduce en al menos 8,000 casos de este tipo.
En El Salvador, se estima que el número de episodios reportados de niños y adolescentes agraviados oscila entre 800 y 1000 al año, de acuerdo con los estudios realizados por el Observatorio de Violencia de la Organización de Mujeres Salvadoreñas por la Paz (ORMUSA).
En aquel vecino país se ha logrado establecer que alrededor del cinco por ciento de los casos de violación de menores son cometidos por el padrastro de las víctimas, un cuatro por ciento corresponde al propio padre de los infantes ultrajados, un tres por ciento es imputado a los vecinos y cerca de dos por ciento a parientes en segundo y tercer grado.
En lo que tiene que ver con Honduras, la tragedia de los niños violados tiende a tomar matices de mayor dramatismo y, en muchos casos, tienen un desenlace fatal.
La respuesta no es efectiva, sino más bien inexistente. La niñez hondureña está en el abandono y en las garras de la violencia sexual, de la explotación y de la trata de personas.

sábado, 19 de noviembre de 2016

Día Mundial para la Prevención del Abuso Sexual Infantil”

-
EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Al conmemorarse este 19 de noviembre  el “Día Mundial para la Prevención del Abuso Sexual Infantil”, la realidad de la niñez en República Dominicana es en este aspecto una de las más graves de América Latina y el Caribe.
Según datos de niños, niñas, y adolescentes que son víctimas  de abuso sexual, aun con el subregistro que supone el  tratarse de un tema tabú, evidencian  una proporción más que alarmante. 
Las secuelas psicológicas que ser víctima de abuso sexual deja en una niña o niño, les acompañan durante toda su vida. Esto sin mencionar que muchos de  los  embarazos en niñas y adolecentes son productos de abuso sexual, y muchas veces de incesto. 
Una investigación realizada en el año 2015 por el Ministerio de Educación de la República Dominicana (MINERD), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), reportaron que en la población estudiantil dominicana, por cada cinco jóvenes uno o una ha  reportado haber sido tocado o tocada por una persona adulta, esto es una cifra alarmante por que la misma revela que un 20% de la niñez dominicana ha sido víctima de acoso sexual. Dicho estudio revela además, que el acoso proviene de familiares de las víctimas o de personas de confianza para las familias de las víctimas.
Estudios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y UNICEF plantean que son problemas reales en nuestra sociedad los abusos, maltratos y la  explotación sexual comercial contra niños, niñas y adolescentes, a la vez que denuncian que además frente a estos problemas “existen altos niveles de tolerancia en República Dominicana”.
En el informe de UNICEF, “REPÚBLICA DOMINICANA 2016. Una oportunidad justa para cada niño”, se presentan datos acerca de la infancia en general que evidencian la enorme deuda social que los sucesivos gobiernos han acumulado en la atención a esta población. Se plantea que “las niñas y adolescentes embarazadas tienen mayor probabilidad de morir a causa del embarazo, el parto o el postparto. Los bebés de las adolescentes tienen más riesgo de morir y presentar bajo peso al nacer y prematuras. La tasa de mortalidad neonatal en la República Dominicana es 25 por cada 1,000 nacidos vivos. Es la tercera más alta de América Latina, solo Haití y Guyana la superan”.

Estos estudios  ubican a nuestro país entre los que más embarazos en adolescentes se reportan cada año,  y como consecuencia directa, uno de los más altos índices de niñas madres entre los 10 y 14 años. El matrimonio y las uniones tempranas, se ha demostrado,  afectan el cumplimiento de los derechos de las niñas, condicionan su desarrollo, las exponen a la violencia, el abuso y el embarazo adolescente. Además reproduce el círculo intergeneracional de la pobreza, limitando su desarrollo psicológico, emocional y material, generando mayor pobreza y exclusión. 

Es evidente que el “Día Mundial para la Prevención del Abuso Sexual Infantil”, nos encuentra con calificaciones muy bajas en  un tema de tanta relevancia para el presente y futuro de nuestra sociedad. Prevenir el abuso sexual debe estar en las prioridades para la inversión social en la agenda  pública  y privada.

El Abuso Sexual Infantil, es una acción irresponsable que afecta  a niñas y niños de todas las sociedades, sin excepción de raza, posición económica o geográfica ni extracto social.  Los datos que arrojan los diferentes estudios muestran que en nuestro país se han olvidado  las responsabilidades que  como nación nos competen en el orden de la protección a la niñez,  fomentando el crecimiento de futuros jóvenes en perfecto estado de salud física y mental.

Desde  Casa Abierta abogamos  por una sociedad defensora de los derechos de la niñez, una sociedad consciente de la necesidad existente como nación de que la niñez crezca en un ambiente saludable, que pueda disfrutar de goce pleno en el aspecto mental y emocional, porque la niñez de hoy son los futuros tomadores de decisiones y son los que dirigirán la nación, en este aspecto, cada individuo debe asumir el compromiso de que la población infantil disfrute de un ambiente libre de violencia y abusos.